Páginas vistas la semana pasada

jueves, 14 de noviembre de 2013

ENTREVISTA A OLIVER STONE: "EL MIEDO QUE TIENE USA A CHINA ES UN MIEDO ECONÓMICO"

Tres Oscars. Cinco Globos de Oro. Y una filmografía y nombre de leyenda: William Oliver Stone. Este cineasta nacido en Nueva York en 1946 revolucionó con su cine la década de los 80 con películas de fuerte trasfondo crítico con la sociedad y política norteamericana: Platoon, Wall Street, JFK, etc. Ahora en 2013, el cineasta sigue al pie del cañón, al presentar en el Zinemaldia 61, un documental llamado  La historia no contada de Estados Unidos. Una puñalada trapera a su país que sigue la obsesión del cineasta por mostrar las vergüenzas del capitalismo y de su país de origen.

Varios periodistas fuimos recibidos por un exhausto pero solícito Oliver Stone, quien sufrió un maratoniano día de entrevistas, ruedas de prensa e incluso un coloquio con el público asistente a las proyecciones de su documental. Pocos cineastas de su categoría son tan cercanos como él. Con éste hombre responsable de Salvajes o Giro al Infierno realizamos una charla que acaba siendo mas política que cinéfila; pero que al fin al cabo, todo lo que nos dice Stone es el ABC de su filmografía. Y es que sea a raíz de este documental o en su obra, el espíritu rebelde del neoyorkino siempre está latente. Así que allá vamos.

El documental se emitirá en la 2 de TVE española. ¿Qué opina que aquí su documental se emita en una televisión pública?
Me encantaría que mi documental se emitiera por la cadena pública norteamericana porque entonces lo vería más gente. El problema es que la cadena pública ha sido corrompida por luchas políticas. Y esta serie seria demasiado polémica: Pero para mí no hay diferencia. La verdad es que no puedo hablar de España porque no conozco el sistema así que no puedo comentar nada al respecto. Para mí, este documental es una interpretación fiel con muchos datos de la historia de USA. Pero en este caso la TV pública ha pagado el precio de esa lucha interna política.

En el último capítulo de documental, hace hincapié a que China se convertirá en la primera potencia del mundo y eso es algo que Estados Unidos está temiendo y por eso está haciendo un escudo aliándose con los países vecinos. ¿Qué opina de la situación socio-política actual y, concretamente, del rol de China?

 No ha cambiado nada. Desde la segunda guerra mundial, Estados Unidos formó alianzas por todos los lados del Pacífico: Japón, Corea, Taiwán, Filipinas, Australia. Y en vez de dejar las bases militares las expandió. Después del 1949, por ejemplo, en la Guerra de Corea vieron a China como "un cañón suelto" y Mao era un "misterio." Pero al final, hicieron sus alianzas con China. Sin embargo, China no tiene una fuerza militar. Lo que ocurre es que

el miedo que tenemos a China es un miedo económico. Pero China nunca va a superar a Usa como el número 1 económico del mundo. A veces el matón actúa como la víctima para traer simpatías. Y Obama pueda dar 1000 millones de armas nuevas a Taiwán, hecho que ha enojado bastante a los chinos. Hay una nueva base naval en Corea que quieren los norteamericanos que está siendo construida por los coreanos. Así como una base nueva en Okinawa.
Pero China sabe que no hay posibilidad de un conflicto militar. Aunque a veces el Pentágono parece querer aparentar que lo están considerando. En cuando a la cyber guerra por ejemplo, en vez de ser un arma de China es un arma nuestra. Nosotros somos las más fuertes en materia de armamento. Hemos atacado a Irán sin ir más lejos.Sin olvidar que hay un escudo general de armas apuntando a China. Pero China nunca ha sido una nación con una política agresiva. Lo que quieren es asegurarse la seguridad económica, mantener su poder y la estructura del partido comunista. Porque, por cierto, a mí el sistema americano no me parece ni capitalista ni comunista.

En la serie cita a Fukuyama y la caída del fin de la historia. ¿Cree usted que a partir de la crisis económica el triunfo de las democracias liberales es un hecho refutado o por el contrario cree que sobrevirán otros modelos económicos?
Buena pregunta... Algunos nos preguntamos si hay un mejor modelo del capitalismo que este mejor regulado que el que tenemos. Por ejemplo, un consejo de sabios observando todo....Y me preocupa. Porque somos víctimas de la concentración de la riqueza por culpa de los grandes bancos y las multinacionales. Por ejemplo el euro en Europa es algo que me parece cuestionable. No sé si es una buena idea. En realidad esa idea es en sí norteamericana: todo más grande, más grande. La política fiscal centralizada no me parece una idea europea. Yo recuerdo cuando Europa eran países diferentes. Era muy bonito ir de país en país y todo era diferente según dónde estabas. Ahora, este estándar ha permitido a Alemania (que ha ganado la segunda Guerra Mundial) se alce como un Washington D.C Europeo, dirigiendo los destinos de los demás. Y eso a la larga puede crear hostilidad...Entonces, la socialización me parece bien pero lo que más me atrae son los mercados que a veces son más sabios que los gobiernos. Mercados si, Gobiernos No. Los mercados son más justos.

¿Podría hacer de futurólogo y decirnos, según su opinión, qué cree que pasará en Siria?
En el primer episodio se habla de la tiranía de ahora. Porque si te centras demasiado en el presente pierdes perspectiva. Pensemos en un momento lo que ha hecho Usa en Irak. Estados Unidos ha destrozado a Irak. Y pretender que podemos ver el futuro a raíz del presente, creo que es bastante peligroso. No tenemos mucha información sobre lo que está pasando en Siria. Yo siempre busco a los malos. Cuando Bush dijo que Truman dijo que creía que fue uno de los mejores presidentes de los Estados Unidos yo me pregunté sobre Truman porque no sabía mucho acerca de él... Y en cuanto descubrí un poco sobre él, las alarmas empezaron a sonar. Y en cuanto Sarkozy él dijo que él buscaba un cambio de gobierno en Siria y no me fio ni una pizca de él. Él es el perrito faldero de Bush. Yo trabajo con mis instintos y mis sensaciones. Cuando Hillary Clinton dice algo, lo dudo enseguida. En Usa tenemos información del gobierno pero la vas recibiendo de forma paulatina así que tenemos que tener precaución y estar muy cautelosos. Pero tenemos que aprender de la historia y mirar antes de saltar.

domingo, 10 de noviembre de 2013

CRÍTICA: TOTS VOLEM EL MILLOR PER ELLA

Tots volem el millor per ella se podría haber llamado Tots creiem que es el millor per ella/Todos creemos que esto es lo mejor para ella. O La ferida, (La herida), ya que el nuevo film de Mar Coll comparte puntos en común con el de Fernando Franco, aunque la intención analítica del personaje principal aquí es mas fría, distante, sin primeros planos. Y, porqué no decirlo, menos inspirada. El nuevo film de Mar Coll funciona menos de lo que debería para este cronista. Pero lo hace gracias a un par de aspectos destacables que la hacen huir de la rutina.

Las más inspiradas son las primeras secuencias de una Nora Navas como Geni, una chica afectada por las secuelas de un accidente automovilístico. La interpretación de la actriz catalana es brutal. Cojeando, tímida, tartamudeando las palabras y, a la vez, dándole vida en los momentos que el personaje se revela mostrando unas ganas de vivir inusitadas. Y maravillosas. Y luminosas.  Nada que reprochar al trabajo de este actriz: sólo admirarlo.

Pero, al margen de eso, lo demás lo hallo muy flojo. Tenemos una rutina artificial de alguien que repite los mismos códigos del film anterior. Una progresión de ideas con el mismo estilo que considero que, a pesar de sus intentos de sutileza, acaba sacando conclusiones obvias y adolece de una falta de tensión ante el dilema planteado. Problemas que en este crítico provocaron su gélido impacto ante su ópera prima y que quizá son, en realidad, rasgos de autoría. Unas características que a mi no me convencen para conectar con el relato. Sin embargo, esos "inconvenientes" puede ser un factor decisivo a quienes busquen una progresión del universo de Mar Coll. Así que no seré injusto. Seguramente el film gustará a los que gustó la anterior película. Y en sus mejores momentos, Nora Navas consigue incomodar y transmitir una tensión muy bien conseguida. Lástima que no creo que esa sea la tónica predominante del resultado final.

NOTA: 5

FINAL 45 EDICIÓN DEL FESTIVAL DE SITGES

Para los cinéfilos, el séptimo arte forma parte de nuestra vida. La mayoría hemos crecido con el cine que vimos en la infancia. Los responsables del festival han sido conscientes de esto y por eso este fin de fiesta ha sido una espectacular traca nostálgica que se ha puesto al público en el bolsillo. Y lo ha hecho dandóle un regalo a la generación de la Game Boy, los walkmans, las peliculas de 35 mm y el anime por antonomasia después del colegio. Si, empezamos hablando de Dragon Ball y la batalla de los Dioses. El film realiza una historia paralela a la série como hacían el resto de peliculas de la saga pero lo hace a través de una forma atípica que quizá se gane mas de un detractor, frustado por no ver lo que el fan esperaría de ella. Por el contrario y a pesar que la he encontrado algo irregular y desaprovechada me ha convencido la propuesta. El film es un ejercicio que rescata el humor vodevilesco de la saga para reflexionar sobre ella. Le falta acción y aunque tiene algun momento inspirado en este sentido, si es cierto que en ese aspecto resulta algo insatisfactoria. Pero el film le da vueltas de tuerca a su mitología de forma interesante.


Seguimos con la SORPRESA de las 15:00. En cuanto Nacho Cerdá y Àngel Sala entraron en una sala abarrotada de gente acompañados de Bobba Feet, soldados imperiales y Jedi los aplausos fueron atronadores. Con la colaboración de Phenomena Exp, tuvimos el placer de poder disfrutar en pantalla grande de "El retorno del Jedi". Aplausos continuos eran síntoma que no era una sesión cualquiera. Era algo especial.

Sin embargo, me parece obligado destacar uno de los films que mas inadvertidos han pasado del festival. Haunted es una vuelta de tuerca al thriller sobrenatural con una magnífica Abigail Breslin. Es cierto que el film a veces carece de juntar las piezas de forma algo líneal pero podria verse como un muy estimable complemento a Los Otros de Amenábar. Y el director de Cube, Vincenzo Natali, vuelve a demostrar su oficio en la dirección, aunque el producto no tenga esa aúrea críptica de su ópera prima.

Por último, las colas mas largas del festival fueron para el adiós de un genio: Miyazaki y su The Wind Rises. La pelicula mas realista del maestro creador de la princesa Mononoke y Chiriro pero que a pesar de estos rasgos de su último film, no esta exenta de vitalidad, humanismo y "magia". Sus procelosas imágenes se mezclan en una banda sonora exquisita en la película mas madura del creador nipón donde Hayao Miyazaki reflexiona sobre si mismo a través de la figura de un ingeniero de aviones.
Y hasta aquí Sitges 2013. Solo comentar el palmarés con unos galardones muy repartidos que han premiado a Borgman como mejor film. Servidor sobretodo se alegra de premios como la dirección de Big Bad Wolfes, el del guión de Coherence o el premio a mejor film europeo a Enemy de Denis Villenueve. Y sobretodo se alegra del entusiasmo de los fans que han llenado las salas de cinefilia desde el primer día. Gracias.

46ª EDICIÓN DE SITGES: DIA 6 y 7

Pasado el ecuador del certamen, la sensación es bastante agria. Los aficionados parecen contar con los dedos de una mano, los films que más les han llamado la atención. Uno de los más comentados estos días es el que nos llegó este miércoles: Europa Report, una space opera filmada en found footage con nombres como Sharlto Copley o Cristian Camargo. Todo empieza con equipo internacional de astronautas que es enviado a una misión privada en la cuarta luna de Júpiter. 90 minutos más tarde asistimos a los títulos de crédito de esta correcta odisea espacial (sobre todo por su tramo final), pero cuyo libreto de Philip Gelatt se pierde en una presentación demasiado fría y superficial de los personajes. Aun así, y sin ser ninguna Gravity, Sebastián Cordero realiza un gran trabajo ante la cámara y sabe sacar grandes momentos de un cast inspirado.


Por su parte, el jueves hemos asistido al estreno de lo que se anunciado como "la película favorita de Tarantino del 2013". Estas declaraciones extraídas del realizador de Jackie Brown en el festival de cine de Busan han sido lo que ha levantado la expectación de la cinta en las últimas horas. Al verla, uno entiende porque este film israelí ha conectado con el cine de Tarantino. Todos conocemos la predilección del genio por las escenas de tortura cínica y macabra. Y este film sustenta su premisa en una serie de secuencias que mezclan la tortura, con el humor negrísimo y cotidiano (con ciertos apuntes sociales) para hablar una historia sobre los verdugos con mucha más enjundia de lo que parece. Y un guión sólido y bien dirigido que te atrapa desde el minuto 1. Recuerden su título: Big Bad Wolves.  Y el tándem de directores responsable del invento: Aharon Keshales y Navot Papushado.

Y el viernes tocó un día de terror. Un diabólico día que empezó con Insidious 2 y acabó con un slasher de instituto, llamado All cheerladers die. Y, desgraciadamente para este cronista, ambos son dos films fallidos. Empezamos con la primera y a priori plato fuerte del día: Insidious 2 de James Wan. Esta vez, Josh y Renai Lambert se han mudado con sus hijos a la casa de Lorraine, la madre de Josh, esperando olvidar el pasado y comenzar una nueva vida. Pero pronto, la familia empieza a experimentar extrañas visiones y fenómenos amenazantes, que les obligarán a desentrañar el oscuro secreto que les ha dejado conectados con el mundo espiritual….Una cinta que transmite una desgana preocupante y que hace preguntarse varias cuestiones a este crítico. ¿Realmente es James Wan el que está tras la cámara? ¿Es el mismo que The Conjuring? ¿Qué ha pasado entre una película y la otra? Porque, después de un primer segmento algo reiterativo y confeccionado a medio gas (pero aceptable), Wan deja al film a merced de unos Abbott y Costello de tres al cuarto, que convierten el film en un spoof ridículo y sin tensión. Ver para creer.

Lo de All cheerladers die aún ha sido un producto más flojo. Mäddy Killian es una joven de 17 años del instituto Blackfoot con la misión de hacer caer al capitán del equipo de fútbol. Se alistará a un grupo de cheerleaders para conseguir su propósito, pero una serie de trágicos acontecimientos harán que las chicas se vean empujadas a una batalla sobrenatural que culminará en una noche sangrienta. No, no es un argumento novedoso. Ni la comedia high school ni el slasher de vieja escuela son puntos de partida originales, ni juntos ni separados. Y si encima están filmadas como si fuera un reality, lleno de efectos de postproducción, el resultado puede ser bastante olvidable. Es lo que ocurre con este film que además peca de una misoginia deplorable. Si, es lo peor que he visto en Sitges por el momento y eso que solo queda un día...

En definitiva, una montaña de rusa con films más bien insatisfactorios, pero con algunas perlas rescatables como la "preferida de Tarantino", que puede conseguir rascar algo en el palmarés. Nosotros esperaremos este palmarés. Así que estaremos informando.

46ª EDICIÓN DE SITGES: DIA 4 y 5.

Aprovechando lo pertinente de una de las metáforas empleadas por Álex de la Iglesia en la masterclass del martes, prefiero los invitados a la boda que quien se casa. O mejor dicho, como me ocurrió con San Sebastián en este certamen de Sitges por lo general me llaman más la atención las películas que no concursan que las que lo hacen. Y eso que aquí el catálogo es más numeroso...Por ejemplo, la mejor película que he visto del certamen con diferencia es ni nada más ni nada menos que una comedia. Y es que primero fueron los zombis. Después, los films de acción policíaca. Y ahora, la última muestra de los Stan Laurel y Oliver Hardy nerd- cockney es Bienvenidos al fin del mundo. 108 minutos de gags inspirados. Un in-crescendo que no tiene ni un bache, ni un momento de respiro. Todo empieza cuando cinco amigos de la infancia que vuelven a reunirse luego de 20 años para repetir una maratón de consumo  cervecero en su pueblo natal hasta que una invasión planetaria se cruzará en su camino.

Drama, acción y frikismo se cita en esta fiesta del humor con mensaje anti-bilderberg, aceptación de la madurez y los valores humanos. La comedia imposible la acaba de dirigir Edgar Wright con Simon Pegg y Nick Frost. Una cinta que se convierte en la mejor comedia total en mucho mucho tiempo.

Como hablar de Enemy, sería reiterarse en lo que defendí en San Sebastián (joya kafkiana donde las haya) seguiré con la sección oficial. El lunes casi sufrimos un cortocircuito con Coherence.
Coherence es una de intriga claustrofóbica de física cuántica sobre las realidades paralelas. Ahí es nada. Un film nada fácil que se va enredando como un ovillo de lana partiendo de un grupo de amigos en una casa mientras pasa un cometa. El director estructura en exceso los actos del impro-show que dio pie al film y a la vez se recrea demasiado en unos diálogos insubstanciales en una película interesante pero le cuesta horrores arrancar. Un film que con otro montaje creo que hubiera sido mucho mejor de lo que es pero tampoco no es nada desdeñable y que contiene sobretodo un inspirado segmento final.

Por su parte, martes fue el día de Solo Dios Perdona, Real y el de la Masterclass de Álex de la Iglesia. No me voy a extender mucho con el film nipón. Parece mentira que ante el alto nivel del cine oriental una de las propuestas que crucen el charco sea la presente. Porque Real ha sido para este cronista, uno de los films más flojos y aburridos del certamen. Historia alargada en exceso, interpretaciones frías y un caos torpe del que cuesta conectar. Muy poco que rescatar amén de una parte final algo más dinámica y alguna solución visual resultona.


Así que dejemos decepciones aparte y hablemos de un golpe encina de la mesa lleno de buen cine. Estamos hablando de Sólo Dios Perdona de Nicolas Winding Refn. El cine independiente de Hollywood mira al cine asiático para hacer un sugerente piscolabis onírico (aunque en este caso sea una coproducción europea) que firma el director de Drive. Un film cuyo énfasis a su estilo visual que parece heredero del Wong Kar-Wai mas soñador con su predilección por primerísimos planos, tomas largas y el rojo centelleante de 2046. También se impregna de la violencia del cine japonés de Kitano o el del coreano Park Chan-Wook salpicando los planos de esta historia con un sanguinario entremés fileteado con katanas e interrumpido por balas fatales. Un relato en la que sigue latiendo ADN de noir usa como la Marlene Dietrich que encarna Kristin Scott Thomas o ese Ryan Gosling que lleva al paroxismo su figura de héroe (imperfecto) de hielo. Y es que aunque creo sinceramente que hay algo de postureo en la propuesta que no le hace bien,  su justo metraje no hace naufragar este chupito asiático-norteamericano ( y europeo); convirtiendóla en un pulp de qualité.

Y sobre los 75 minutos de la masterclass de Álex de la Iglesia os diré que se hicieron cortos. Creo que brillante se queda pequeño al definir uno de los momentos del festival. El director vasco respondió a las preguntas de este festival del cual se declaró un fan mas: "Sitges es el lugar donde me lo he pasado mejor, donde he disfrutado del cine, donde he visto películas que no se me olvidarán nunca y he presentado películas que tampoco olvidaré jamás".

Y por lo demás, no se rumorea ninguna clara favorita. The Green Inferno es el film que despertó mayor hype y Coherence es de esas películas controvertidas que tiene fans acérrimos y fuertes detractores. Aunque este crítico si tuviera que decantarse por ahora lo haría por Mindscape. Lástima que a priori no está en las quinielas pero nunca se sabe. Así que seguiremos informando...

CRÍTICA: LA MIRADA DEL AMOR

Hitchcock sigue en cartelera, o mejor dicho, sus fans replicantes. Si esta semana tenemos Grand Piano que se inspira en el realizador de Leytonstone , también nos llega una versión que se vincula directamente con un emblemático film del enfant terrible: Vértigo. Sí, el nuevo film de Anette Bening, The Face of Love es una confusa réplica de la película m
as fetichista del maestro del suspense. Sólo que ahora este remedo de dicho argumento está empaquetado para amantes del romanticismo melancólico maduro al estilo de Los Puentes de Madison. Pero con resultados muy insatisfactorios y bastante menos inspirados que el film de Clint Eastwood.

Una mujer que enviudó hace años se encuentra un día con un desconocido, cuyo parecido físico con su difunto esposo es tan extraordinario que se sentirá extrañamente atraída por él. Cambien a Kim Novak por Ed Harris y la mujer de Warren Beauty por James Stewart y ¡voilà!...tendrán The Face of Love. Pero eso no es todo.

Y es que a pesar de tener a dos grandes actores como la citada Annette Bening y Ed Harris, la cinta naufraga al no encontrar el tono. Arie Posin en su segundo largometraje parece no saber si el film es drama o comedia y cae en recursos fáciles y demasiado el tedio a pesar de sus "golpes de efecto". No es el que el film recuerde a esa obra maestra del cine y su recuerdo la perjudique por agravio comparativo. Es que ya no se aguanta asi mismo como película. El film es lineal, previsible y lleno de situaciones forzadas que derivan a la desconexión del espectador. Tampoco ayuda la realización de un director que, como hemos dicho, no sabe homogeneizar el conjunto. Sinceramente, el análisis que he realizado a este film pone a relucir múltiples aspectos por lo que considero que este film se desploma como entretenimiento. Vamos a ver... Si este relato el sr Hitchcock ya lo contó antes...¿Para qué estropearlo? Es que bajo mi prisma, sólo los actores se salvan de la quema. Entre ellos, por cierto, un desaprovechado Robin Williams como vecino confidente. Por lo demás, este cronista no ha quedado muy satisfecho con esta cinta. Pero quien sabe si vosotros la podéis apreciar más.

NOTA: 3

CRÍTICA: INSIDIOUS 2

James Wan se ha convertido en el nuevo rey del terror de los últimos años. Los responsables de tal pesada etiqueta son, para empezar, la saga Saw, de cuya primera entrega él fue el artífice junto a su socio Leigh Whannell. Luego vinieron dos hits, que huyendo de la explícita violencia de esas propuestas, cautivaron al público fan de las "películas de sustos": Insidious y posteriormente su obra magna: Expediente Warren, donde hizo gala de una sutileza y virtuosismo en los que canalizó todo lo aprendido hasta la fecha.

Es por eso que ahora, después de este clímax como creador, uno se pregunta que ha pasado aquí. Sí, amigos. Insidious 2 es su peor película con diferencia. Desaparecida la novedad de la solvente primera parte, Wan efectua un primer segmento siguiendo la línea de la anterior, pero ejecutándola a medio gas, sólo salvada por algún momento inspirado, pero con una apatía preocupante.

Asimismo, el resto del film acaba resultando aún mas fallido si cabe. El humor acaba adueñándose de forma demasiado significativa, como si el film jugara a ser un autoparodia. El resultado acaba siendo un film ridículo y sin tensión, que acaba haciendo desconectarnos de la historia a la que nos enchufó el propio Wan en la primera entrega. Parece que el propio realizador malasio, harto de el género que le ha encumbrado, quisiera autosabotearse para no tener que repetir la experiencia. Sea lo que sea, estoy convencido que le vendrá bien el cambio de aires que le supondrá Fast & Furious 7. Mucha suerte. Por lo demás, esta secuela cumple el tópico de "segundas partes nunca fueron buenas".