Páginas vistas la semana pasada

sábado, 23 de febrero de 2013

CRÍTICA: ARGO


Año 1979. Poco después de la revolución iraní que condujo a la expulsión del Sha de Persia, un grupo de militantes asalta la embajada estadounidense en Teherán por su apoyo al régimen anterior. Seis diplomáticos estadounidense lograron escapar y refugiarse en casa del embajador de Canadá. Con su ubicación bajo secreto ante la opinión pública iraní, la CIA se vio obligada a planear una arriesgada misión de rescate antes de que los rebeldes descubrieran el paradero de los fugados. ¿Y que plan idearon? Hacer pasar a los 6 funcionarios por miembros del rodaje de una película ficticia de ciencia ficción llamada ARGO.

Parece mentira, ¿verdad? Pues sí, a veces la realidad supera a la ficción y ese en uno de los casos. Y para eso, el director de Boston aparca su ciudad natal para hacer un film político pero para el público. Que huye del maquineísmo y abraza el entretenimiento de calidad. Una película que roza la maestría en muchos momentos pero en otros...Ben Afleck nos demuestra que es su tercera película.

Si, amigos. El Daredevil del cine llegará a ser uno de los grandes, y motivos no faltan tanto en este film como sus dos films previos ( Adiós Pequeña Adiós y In The Town). Pero también coincide en los citados en que aunque el film tenga momentos propios de auténtico maestro del cine, hay otros en que solamente son mas bien de alumno solvente y aplicado. Se puede detectar que el director no sabe dotar el brío de las escenas de despacho y a veces infrautilizada el diálogo cuando con su poderío visual ya remarca lo suficiente el significado de las escenas. Y eso queda reiterativo en algunos casos.

Así pues...¿ nos encontramos ante un film fallido? Ni mucho menos. Pero si es menos de lo que podía haber sido y no es la obra maestra, al menos para un servidor,  que mucho han visto. Si tuviera que resumir el devenir de la cinta de este Argo sería el siguiente:

Dividida en 3 actos y un epílogo, contiene una primera parte, la expositiva, algo confusa y floja. La segunda, es más divertida y mejor narrada, una Entourage Old School con grandes Alan Arkin y John Goodman donde conocemos entre bastidores el mundo del cine de serie Z. Y la mejor, la más grande y magistral el hitchcockiano segmento final (Esa parte es de lo mejor del año, a la altura del tsunami de Bayona, por ejemplo) Lástima de su epílogo desganado y su nula capacidad de autocrítica, que convierten este Argo en una obra destacable pero algo irregular. Eso si que se me escapa. ¿Porque Argo no introduce una mísera escena para evitar polarizar tanto los bandos? Si cree que la intro la redime es muy ingenuo. Productos mucho mas palomiteros han hecho mas autocrítica que un relato que lo pide a gritos. No es necesario irse al otro extremo para hacer del cine político un Big Mac de multisalas.

Pero bueno, quedamonos con lo que es, una gran obra de cine y la muestra de que otro cine político es posible. Un Misión Imposible mas Munich y un lema para la posteridad: ¡ARGODERSE!

NOTA: 7



viernes, 22 de febrero de 2013

CRÍTICA: EL ÚLTIMO DESAFÍO





Arnie ha vuelto. Después de su paso por la política dónde cerró una etapa de filmografía más bien floja, el paso por la franquicia "Los mercenarios" le ha sentado como un guante a su carrera. Además, en la dirección está un coreano, Kim Ji-woon, un afincado en Hollywood que aunque ha sido domesticado por el emporio de Sunset Boulevard se ha reciclado en un buen artesano del género

El sheriff Ray Owens (Arnold Schwarzenegger) vive en tranquila localidad fronteriza de Sommerton, donde el crimen no abunda precisamente después de un tormentoso pasado en la policía de los Ángeles. Pero este clima apacible se verá truncado cuando Gabriel Cortez (Eduardo Noriega), el más destacado capo del narcotráfico mejicano, efectúa una espectacular huida de un convoy penitenciario del FBI. 

Nada nuevo bajo el sol. Sin embargo, y después de varios días de su visionado, aún quedan ecos en mi cabeza de este pasatiempo simple como el mecanismo de un chupete gracias a su simple pero correcta definición de personajes, su narración clásica y su factura de la acción con claridad expositiva que alcanza su clímax en una secuencia final para quitarse el sombrero.

Protagonista de estos últimos minutos es un Eduardo Noriega, en el papel de un estereotipado pero efectivo villano; defendido por el actor español que debió disfrutar de lo lindo haciendo ese personaje. Eso se nota y se transmite. Mucho mejor que muchos coétanos que tuvieron que sacar a flote papeles mas rídiculos de némesis del relato.

En definitiva, una versión exploit de Río Bravo con toques auto paródicos que recicla el celuloide de acción de los 80 para una nueva generación. Una gran recuperación de cierto cine de evasión ( pero de calidad) que era necesario. Entre Hansel y Gretel y la quinta parte de la Jungla que han sido, bajo mi opinión, desafortunados intentos de Pulp, nos llega una del ex presidente de California en formato a lo Estefanía La Fuente, carne de VHS pero con una solidez en su propuesta, digna de reivindicar. Así pues, le doy un 7 para este caramelo para los amantes de la acción. Es sólo una de acción pero y lo...¿buena que es?

 NOTA: 7 

PD: Por cierto, el final pide a gritos una secuela. Espero que la hagan y sea aún mejor que esta.











ARTÍCULO: LAS RECOMENDACIONES DEL AÑO (2013)

En este post iré recopilando las que me parecen las mejores peliculas que he visto este año 2013. Lógicamente, es mi opinión personal pero aquí les dejo mis propuestas que considero mas dignas de mención.


DJANGO DESENCADENADO

EL ATLAS DE LAS NUBES

LAS VENTAJAS DE SER UN MARGINADO

LOS ÚLTIMOS DÍAS

UNA BALA EN LA CABEZA

THE MASTER

EL ÚLTIMO DESAFÍO



miércoles, 20 de febrero de 2013

CRÍTICA: HANSEL Y GRETEL: CAZADORES DE BRUJAS

Pulp es un término referente a la pulpa de la madera, un material barato y de mala calidad con el que se hacían las páginas de las revistas pulps: historias de pura evasión para adolescente que mezclaba géneros y fantasía cada cual mas marciana para disfrute de sus lectores. Salían como churros y el don de la palabra les permitía imaginación sin límites para repetir siempre la misma premisa: la búsqueda de la adrenalina. Sin embargo, los medios que tenía el Hollywood más comercial no permitían con verosimilitud recrear esos universos. Solo ahora gracias al CGI hemos visto este tipo de productos reconvertidos en franquicias de consumo masivo.

Sin embargo, en Hansel y Gretel: cazadores de brujas no se detecta ningún ávido lector o creador de pulp de aquellos capaces de hallar diamantes en la basura. El caso que nos ocupa ha sido manufacturado por despacho de una productora; cuyos responsables han creado una obra hueca y lobotimizada. Una obra dirigida para fans de la subcultura de los reality tipo Gran Hermano. Así de limitada es esta propuesta.

No hay factura. No hay narración. No hay personajes. No hay guión. No hay verosimilitud. No hay descripción de su universo. No hay diálogos. No hay NADA.

Bueno, hay mucha sangre digital y una hermosa Gemma Arnenton que luce cicatrices y sangre como solo ella puede hacerlo. Y un Jeremy Renner que sabe llevar una arma de fuego mejor que nadie. Pero no tienen personajes. Ni siquiera nadie se cree que sus "roles" sean hermanos. La historia intenta ir más allá del mito de los hermanos Grimm, convirtiendo el cuento en el punto de partida para un videojuego macarra que se cree película.

Después de un prólogo autómata sobre la fábula original, nos remontamos quince años donde los hermanos, se han convertido en cazadores de brujas. Un punto de partido original que podría haber dado un pulp simpático si Dante Harper y Tommy Wirkola se hubiera creído lo que hacían (guionista y director). Sin embargo, el noruego realizador de Zombies Nazis ha sido asimilado en Hollywood como casi todos sus coetáneos y cualquier muestra de talento que hubiera desprendido antes de llegar al nuevo continente es pura coincidencia. Porqué aquí todo es cutre y cada línea de diálogo es tan elemental que hace que las conversaciones de "Karate a Muerte en Bangkok" parezcan de la pluma de Aaron Sorkin.

Por fortuna, no llega a los 90 minutos. Entretiene pero avergüenza y es muy previsible. Todo está en modo piloto automático. Tráiler inflado y 0 cine. Le doy un 1 siendo muy generoso por lo mencionado ( el carisma desus estrellas y su breve duración) pero pocas veces he sentido tanta la necesidad de dar un 0 a un film. Triste. Muy triste.

NOTA:1

PD: Ojo a los titulos de crédito iniciales.El único momento para que sirve el 3D.



martes, 19 de febrero de 2013

CRÍTICA: CLOUD ATLAS ( EL ATLAS DE LAS NUBES)

Después del batacazo comercial que supuso Speed Racer, los Wachowski tenían que encontrar su próximo proyecto. Y no han hecho ningún proyecto intimista, si no su más grande empresa; una incluso más aparatosa que la propia Matrix: Cloud Atlas. Una película de ciencia ficción escrita y dirigida por Tom Tykwer y ellos mismos; basada en la novela homónima de 2004 escrita por David Mitchell.


La película se compone de seis historias interrelacionadas y entrelazadas que llevan al espectador desde el Pacífico Sur en el siglo XIX, hasta un futuro post-apocalíptico. El film defiende una idea muy común en la filosofía new age: la reencarnación existe y vivimos múltiples vidas pasadas desde el principio de los tiempos y cada vida presente estará de algún modo relacionada con el pasado y lo estará en el futuro. El conductor no cambia pero si el coche.

Independientemente, que se crea o no las creencias del film estamos delante de un espectáculo tan apabullante como inaudito. El director de " The Internacional" y los creadores de Matrix casi logran la película imposible: una ova de acción real a lo Magnolia, en formato de libro de filosofía de autoayuda. Densa pero ingeniosa y que entretiene a lo largo de las 3 horas que dura. Porque aunque su continua voz en off chirria un poco y la complejidad del relato es mas enrevesada que el Sueño Eterno de Howard Hawks, estamos ante una obra dinámica y fascinante que funciona con aciertos inusitados; huyendo del maniqueísmo y el sermón ( no como la vida de Pi, por ejemplo)

¿Y cuáles son esos logros? Pues, primero de todo un sentido del humor y del auto parodia que en Matrix estaba exenta; pero que aquí funciona con momentos tan locos como arriesgados que mejor no destripar a los espectadores. Sólo diré que hace imprescindible la galería de caracterizaciones de los actores interpretando diferentes papeles en diferentes vidas; aspecto que convierte el film en un festival imprevisible que personalmente me dejo atado en la butaca.

Y también su fluidez antes citada. Algo que le hace muy difícil de seguir para el espectador pero la convierte en una montaña rusa de géneros cinematográficos que funciona por contraste. Véase que cóctel más variado: Una historia futurista que bebe de Mad Max, el Apocalypto de Mel Gibson con MacPhisto incluido. Un relato ubicado en el Sur del Océano Pacífico de 1849 que mezcla Amistad con Misery. Una Downton Abbey con toques a lo Brockeback  Mountain y Amadeus; protagonizada por un joven músico inglés con los rasgos de Ben Wishaw. Una comedia geriátrica con tintes de road movie a lo Blues Brothers. Una Akira en imagen real en toda regla con tintes a lo Zhang Zhimou...

Eso y mucho más es lo que intenta ser esta película. Como he dicho, algo imposible. Y es cierto que no lo logra pero está muy cerca. Me hubiera gustado que cada pieza hubiera tenido más personalidad. Por ejemplo: que la parte ambientada en Neo Tokio recordara al Katsumo Katsuhiro que firmó la obra cumbre del manga anteriormente mencionada. Pero es sólo caligrafía cinematográfica. Todo está filmado con el mismo brío y los mismos códigos; ya estemos ante una vida con trama setentera al estilo " Los 3 días del cóndor" como a otra con una premisa que hubiera hecho las delicias del reciente Spielberg y su Lincoln.

En definitiva, una gran obra de cine arriesgada pero interesante. Díficil de definir y una cinta de digestión tan compleja, que me resulta casi imposible valorarla en un primer visionado. Esta nota que le pongo es orientativa; la iré descubriendo a lo largo del tiempo. Pero lo que si etoy seguro es que Cloud Atlas, es un caramelo visual envuelto en un diseño de producción, una caracterización de los personajes y una banda sonora oscarizable. Pero también una cinta mas ingeniosa que excelente, más simpática que excelsa. Ganará con el paso de tiempo, con múltiples visionados y será un film de culto y la más infravalorada del año. Es mi apuesta para el futuro. Y creo que la defenderé tanto en esta vida como en la futura.



NOTA: 7






CRÍTICA: LA JUNGLA 5

Muchas ganas tenía que ver la nueva Jungla después del resurgimiento de la saga con una Jungla 4.0 que aunque con un tono mas light, se convirtió en una magnifica película de acción de la Jungla de Cristal o como dice su titulo en versión original: Die Hard. Muchos temíamos un patinazo pero Len Wiseman hizo un buen trabajo (al menos para este humilde crítico), no de matrícula pero si notable. Sin embargo, no puede decir lo mismo de esta nueva entrega: La Jungla, un Buen día para Morir.

El policía John McClane se encuentra por sorpresa en Moscú con su hijo Jack en el lugar y momento equivocados. Con los peores sujetos de los bajos fondos rusos tras ellos y luchando contrarreloj para evitar una guerra, los dos McClane tendrán que col·laborar para "matar a los malos". Una premisa tópica y típica, que no obstante, ha dado grandes resultados en la saga ; desde que esta nació grácias al director John Mc Tiernan y el guionista Steven E. de Souza a finales de los 80.

Sin embargo, John Moore y Skip Woods ( los responsables del director y el guión respectivamente) no saben hacer "una jungla". Uno, se equivoca a la hora de dirigir confundiendo la claridad expositiva de los films anteriores (y el buen cine de acción) en confusión. El otro no sabe escribir transiciones entre secuencia de acción y otra. Mucho ruido y pocas nueces que ni un Mclane genial como siempre no puede salvar. Porque el protagonista se siente un bicho raro, no en esta Rusia impersonal si no en la cinta en general. Da la impresión que el personaje interpretado por Bruce Willis se haya colado en una película que no es de las suyas, si no una de espías mala, carne de videoclub y con giros de serie Z (que hay que reconocer que están graciosos) Pero incluso eso está desaprovechado.
Como todo. Como los giros del guión. Como el villano. Faltan personajes y menos caricaturas. Aquí solo hay uno y medio. Mclane, su hijo que esta correcto sin más y un Sebastian koch que el film debería explorar y no lo hace. Porque aparte de los mclanismos que bien podría haber reescrito el propio Willis, lo demás es un encadenado de cosas sin sentido para juntar secuencias de acción. Quieren causar intriga porque las respuestas son huecas. Quieren ser serios cuando no saben serlo y todo es ridículo. Así de flojo es el conjunto fílmico final. Tanto que es mejor casi ver el tráiler que la cinta.

Si. Amigos. La 4 arta es una obra maestra al lado de esta. Tan grave es que no recuerdo escena acción memorable. No sólo es un error garrafal para la jungla. Es inaudito. Porque es la peor jungla con diferencia. Tan mala que no parece la jungla.

Así que vamos a ser justos. A Mclane le doy un 8. No es la mejor versión del personaje pero es capaz de elevar todo a un nivel diferente. Es un personaje real, es creíble a pesar del contexto. Al film le doy 0 que en el fondo no es tal (aunque. no mucho mas) pero si es una calabaza dentro de la franquicia.. Las matemáticas me dan un 4. Si, amigos suspendo la Jungla como entrega de la saga y como film de acción, un 5 tan justito como su metraje. Entonces, amantes de la acción made in 80, un consejo: haced ver como si no existiera y esperad que la sexta sea mejor; que viendo el varapalo que será esta, lo será fijo y disfrutad de las 4 anteriores mientras tanto. Aquí hasta el yipika-hey está metido en calzador.

 
NOTA: 4