Páginas vistas la semana pasada

jueves, 20 de diciembre de 2012

CRITICA: EL HOBBIT " UN VIAJE INESPERADO"



Hace ya unos dias, regresé a la Tierra Media donde Peter Jackson ha convertido en arte cinematográfico la obra de Tolkien, otra vez. Y es que a pesar de heredar multitud de rasgos de ESDLA (El señor de los Anillos), eso es una de sus principales virtudes: repetir lo irrepetible. La fotografía es de una plasticidad deslumbrante. Peter Jackson sabe como componer a través de múltiples ángulos una sinfonía épica de espadas, orcos y una música que sirve para enmarcar los highligths de la cinta. La realización esta cuidada al detalle desde el diseño de producción hasta el último extra que ahora lucen aun mejor gracias al 3D.

Sin embargo, algo lastra en parte el conjunto a lo largo de sus casi tres horas. Sensación de prólogo que se percibe de forma más acusada en el inicio y en algún momento, en la mitad del film. Los añadidos no benefician una cinta que debería centrarse más en la aventura de Bilbo contra Smaug y no tanto, en preparar el terreno a la trilogía de el Señor de los Anillos a modo de puente fílmico. Las apariciones de antiguos personajes (según el espectador, no del lector) que no aparecen en el relato original, se detectan metidos con calzador y hacen disminuir el ritmo de la trama; amén de aportar poco a la acción principal. No es el caso de Gollum o el mago gris, Gandalf; rol que se erige como un contrapunto perfecto para el antihéroe del film: Bilbo Bolsón.

Y es que el mayor acierto del film (aparte de rescatar lo mejor de ESDLA) es Martin Freeman. Este actor interpreta a un Bilbo magistral que convierte a este personaje en el mejor hobbit visto ahora en una pantalla. Un pícaro burgués que se come la pantalla y que es imposible no simpatizar desde las primeras escenas en el calor de su hogar.

Por lo demás, un film que necesita más de un visionado para analizar y disfrutar. Salvo ciertos errores muy enterrados por sus logros ( pero que ahí están), esta película tiene tanto cine y magia en sus venas que es difícil encontrarle pegas.  Esperemos que ese humor monstruoso y oscuro donde navega el film prosiga en esta nueva saga. También que el tono infantil de este nuevo relato siga desprendiendo inteligencia. Y que Peter Jackson pierda los menos minutos posibles hasta llegar a su destino: la montaña solitaria donde terminara la aventura de este Hobbit. En mi opinión, la primera parte, la ha ganado con creces. Cuento los días hasta que llegue la segunda parte.

NOTA: 8